Teresa González Barrio

Aunque probé la magia del escenario ya en el instituto mientras asistía a mis tres años de talleres de teatro, no fue hasta que llegué a la Universidad cuando empecé a hacer cosas un poco más grandes. Descubrí el encanto del teatro leído cuando se empezó con los Ciclos de Teatro Leído. La primera representación en la que participé junto a otra actriz fue en Tengamos el sexo en paz de Franca, Jacoppo y Darío Fo, obra que posteriormente fue llevada como ponencia de clausura al II Seminario: Realidad y representación de la violencia. Nuevamente volví a escena dentro de este ciclo, dos años más tarde, también en un reparto a dos actrices hicimos El cerco de Leningrado de Sanchis Sinisterra y un año después con un reparto de ocho actores se preparó Alesio. Una comedia de tiempos pasados de Ignacio García May. Estas dos últimas obras constituían representaciones dentro del grupo Plataforma Juan del Enzina, que surgió tras el cierre del teatro universitario de Salamanca. Dentro de la Plataforma he llevado a cabo diversas representaciones parciales mezcladas con improvisación para la presentación de los eventos culturales realizados así como las manifestaciones convocadas en las que se hacía lectura de una letanía paródica. También he probado el teatro de calle gracias a las representaciones que se llevaban a cabo en el Ciclo de Teatro de Humanidarte (Asociación sociocultural universitaria) del que durante su creación fui coordinadora. Actualmente estamos preparando dentro del grupo Trastoque teatro integrado por cinco miembros ¿Qué te importa que te ame...? con textos de Juan Cavestany, Andrés Lima y Alberto San Juan más algunas aportaciones del grupo. Se estrenará ahora en diciembre.

Volver...